Los empleados del IPJYC deberán reforzar su vacuna contra el Sarampión

A raíz de la alerta Epidemiológica por brote mundial de Sarampión, el departamento de Salud dependiente del Área de Recursos Humanos del IPJyC, informa que todos los empleados del organismo nacidos a partir del año 1965, deberán colocarse el refuerzo de la vacuna Doble Viral o Triple Viral de manera obligatoria para luego ser presentada la constancia respectiva, en dicha área.

¿Por qué la necesidad de realizar este refuerzo?

En los primeros tres meses de 2019, las tasas de sarampión a nivel mundial aumentaron un 300% en comparación con 2018, con brotes que provocan internaciones, discapacidad y muertes en todas las regiones del mundo. En tanto que en América continúa presentando una situación de brote, donde  la mayor proporción de casos confirmados en 2018 se registró en Brasil y Venezuela, que ya han perdido el estatus de países libres de sarampión por presentar circulación viral sostenida durante más de 12 meses.

En 2019 la mayoría de los casos confirmados proviene de Estados Unidos (40%) y Brasil (36%). Mientras que en nuestro país, el último caso endémico se registró en el año 2000 y la última muerte en 1998. Desde la certificación de la eliminación, hasta 2018, se detectaron 43 casos confirmados. Los principales brotes ocurrieron en el año 2010 (17 casos) y en 2018 (14 casos agrupados en 3 brotes). Ambos brotes se controlaron implementando medidas oportunas, interrumpiendo la circulación en menos de 12 meses por lo que Argentina logró continuar siendo un país libre de sarampión.

Sin embargo, hoy la preocupación se genera a partir de los últimos casos confirmados en el país semanas atrás, que se suma al total de 12 confirmados en lo que va de 2019, donde no se ha podido identificar una fuente de infección, ni vínculo epidemiológico. Siendo este el principal motivo que debe llevar a tomar real dimensión de la gravedad de la situación epidemiológica actual, de alto riesgo para la salud de la población y principalmente para los grupos de mayor vulnerabilidad.

¿Qué es el sarampión?

Es una enfermedad  infecciosa exantemática  grave, muy contagiosa y potencialmente mortal, que causa erupción cutánea (manchas en la piel)  y fiebre alta. El virus del sarampión es extremadamente transmisible, 9 de cada 10 personas susceptibles en contacto con el virus pueden infectarse, no tiene tratamiento específico, puede complicarse e incluso ocasionar la muerte. Los grupos de mayor riesgo son los menores de cinco y los mayores de veinte años, especialmente quienes presenten trastornos nutricionales o las defensas bajas. Siempre el riesgo es mayor en los estratos sociales y económicos más desfavorecidos.

Afecta principalmente a los niños y en algunos casos puede ser letal.

¿Cómo se transmite?

Es muy contagioso y se propaga fácilmente cuando una persona infectada de sarampión, elimina las secreciones respiratorias con el virus al hablar, tose o estornuda; o por estar en contacto con cualquier objeto contaminado con dichas secreciones.

La enfermedad puede ser contraída simplemente al estar en una habitación en la que haya estado alguien con sarampión, incluso 2 horas antes que Ud. llegue al lugar.

¿Cuáles son los síntomas?

  • Fiebre alta.
  • Erupción en la cara y cuello que se va extendiendo al resto del cuerpo.
  • Secreción nasal, conjuntivitis y tos.
  • Pequeñas manchas blancas en la cara interna de la mejilla.

 

¿Dónde concurrir para vacunarse?

El refuerzo de la vacuna contra el Sarampión es totalmente gratuita y podrá realizarse en los siguientes lugares:

 

Para mayor información, dirigirse al departamento de Recursos Humanos del IPJyC.