¿Cómo le incidió al Casino de Mendoza la llegada a la provincia de los grandes complejos hoteleros?

Desde su creación en 1924 y hasta mediados de la década del ’90, el Casino de Mendoza era la única sala de juego de la provincia, teniendo exclusividad absoluta en materia de juegos de azar. Sin embargo, A partir de la sanción de la Ley N º 5775 del 24 de octubre de 1991, se autorizaba la instalación en Mendoza, de salas de juego de banca (casinos) en hoteles de 5 y 4 estrellas, como también en emprendimientos de alta montaña.

Fachada del entonces Casino Regency de la cadena hotelera 5 estrellas Park Hyatt.

Fruto de esta política de apertura impulsada por el gobierno del Dr. Arturo Lafalla, en abril de 1996 se permitió la entrada al “mercado del juego” a empresas privadas, situación que condujo a que el hasta entonces único casino, dejara su tradicional sede de la calle 25 de Mayo el 5 de Abril de 1999 para trasladarse a Godoy Cruz, en las intersecciones de Av. San Martín y Brasil, de Godoy Cruz.

Por su parte, la sanción de la Ley Provincial N º 6362, llevó a que el 1º de abril de 1996, el Casino de Mendoza pasara  a formar parte del Instituto Provincial de Juegos y Casinos (IPJYC), ente gubernamental creado a fin de administrar, explotar y fiscalizar la  Lotería y la totalidad de los juegos oficiales, tantos propios como foráneos, que se comercializan en la provincia.

Luego de la apertura del casino de la cadena hotelera Hyatt, por vez primera en toda la historia, el Casino de Mendoza comenzaba a competir con la actividad privada  abandonando su antigua posición basada en  ejercer una explotación de carácter monopólico y con ella, también se daba inicio a un cambio absoluto en las gestiones que presidirían la dirección de esta sala de juegos en pos de buscar su modernización para insertarse en ese nuevo escenario comercial que se comenzaba a formar en la provincia.