Juego Responsable, un programa del IPJyC abierto a la sociedad mendocina

El programa cuenta con un equipo interdisciplinario de profesionales dedicados a la salud mental. El acceso es gratuito, voluntario y confidencial.

El Programa Juego Responsable comenzó a funcionar en el Instituto Provincial de Juegos y Casinos en el año 2006. Con un atisbo, en ese entonces, de difusión hacia lo interno de la institución, se trabajaba  informando y concientizando al personal de las consecuencias de un juego compulsivo o patológico.

A partir del 2009 el Programa se profesionaliza y comienza a expandirse hacia la comunidad, insertándose intersectorialmente al trabajo de coordinación con el Plan Provincial de Adicciones de la provincia, ofreciendo por medio de una red asistencial un servicio de atención voluntaria y gratuita para quienes padecen problemáticas en relación al juego.

Según afirma la licenciada Gabriela Álvarez, Jefa del Programa, “en el 2015 se elabora un proyecto que plantea contar con una política más amplia focalizada en la prevención acordando que la misma esté dirigida a promover los lazos sociales y un modo de juego saludable basado en la información y elección responsable”.

Las acciones destinadas a lo preventivo comienzan a integrarse a las orientaciones familiares, las disertaciones públicas pertinentes a la problemática, a diferentes capacitaciones a los equipos de salud a nivel provincial, a la difusión en eventos específicos y a la confección de  talleres a demanda.

Equipo de Juego Responsable: Edgardo Alcuten, Gabriela Álvarez, Verónica Obon y Antonella Pantone.

Acerca de la asistencia

Orgánicamente, el Programa es parte del Departamento de Responsabilidad Social del IPJYC, y asistencialmente funciona en el Centro Tejada Gómez (C.P.A.A.) todos los días de 14 a 20 horas.

Actualmente el Programa asiste alrededor de 35 pacientes mensuales en tratamiento, los cuales reciben atención semanal y en la mayoría de los casos, acompañamiento familiar.

Además, existe una población de consulta, de la cual podemos contabilizar un promedio de 10 personas más al mes. Estos usuarios suelen dirigirse al programa en busca de información y o capacitación en materia de prevención, encontramos entre ellos, docentes, referentes sociales, familiares, etc.

En los últimos tiempos, la complejidad de la problemática, que no es ajena a las problemáticas sociales, ha requerido que tanto la coordinación como el equipo interdisciplinario articulen con otros sectores para dar respuesta a situaciones de violencia de género, diversidad sexual, determinación de capacidad de las personas, etcétera.

Para quienes deseen consultar, pueden hacerlo a los teléfonos al 4247536 o al 4292081 o  por correo electrónico a: programajuegoresponsablemza@gmail.com.

 

Nuevo sistema de prevención, Registro Único de Autoexcluidos de Mendoza, RUAM

Durante mayo de 2019 el IPJYC incorporó un nuevo y novedoso sistema de Registro de Autoexcluídos, el mismo es un sistema on line elaborado íntegramente por personal del IPJyC, en el cual se cargan todas las Actas Compromiso de Autoexclusiones de la Provincia de Mendoza. Para ello se trabaja conjuntamente con todos los casinos tanto estatales como privados.

Carola Blanco, jefe del Departamento de RSE, expresó: «Es una base de datos muy amplia en información de las personas que voluntariamente se excluyan del ingreso a las salas de juego de toda la provincia. Desde que se puso en marcha el RUAM tenemos 222 autoexcluidos en toda Mendoza”.

“Firmar un Acta Compromiso significa que la persona asume a su voluntad no ingresar a ningún casino de la provincia  por un plazo determinado, que abarca un mínimo de tres meses a un máximo de cinco años. Al firmar dicha Acta Compromiso se lo ingresa directamente al RUAM  (el que tiene carácter confidencial, atento se los trata como datos sensibles según Ley Nac. N°25326); y se le ofrece asistencia a través del  Programa de Juego Responsable”, destacó  Blanco.

Una mirada nacional

Desde la Asociación de Loterías Estatales de Argentina (ALEA) también se trabaja a nivel nacional la temática del Juego Responsable. Existe una Unidad de Responsabilidad Social, presidida por el doctor Raúl Quiroga, donde participan todas las provincias de país trabajando mancomunadamente sobre la problemática del juego.

Según las palabras de Quiroga, Presidente de esta Unidad, este año de gestión tiene el signo y el símbolo de algunos logros que han conseguido las loterías que integra la Unidad, con sus equipos de Juego Responsable, como lo ha sido por un lado el trabajo sobre la comprensión de la importancia sobre el marco de Juego Responsable de la World Lottery Association (WLA) quedado plasmado en las 11 certificaciones de primer nivel que se habían obtenido en el trascurso del año 2018, se sumaron las loterías de Neuquén, Catamarca, Rio Negro y Entre Ríos con la obtención del segundo nivel de la WLA. Lotba que transita la aprobación del tercer nivel y la provincia de Córdoba que obtuvo el cuarto nivel, lo cual marca una comprensión en profundidad de las tareas ligadas al juego responsable y de la difusión de estos principios y normas.

Por otro lado, los equipos de Juego Responsable han tenido distintas capacitaciones algunas con proyección nacional que resultaron ser muy interesantes, entre ellas las de San Luis y Mendoza orientadas a la comunicación y las de Córdoba en capacitación en Juego Responsable.

Además desde las mesas de la Unidad, se ha propuesto trabajar bajo el mismo criterio de Juego Responsable  lo cual marca la unificación en la denominación de Juego Responsable única a nivel nacional. Se han establecido criterios en común para avanzar  hacia un régimen de autoexclusión nacional a través de la puesta en marcha de un 0 800. También otra de las cuestiones relevantes fue la aprobación de la encuesta nacional lo que empiezan a mostrar las cifras cuantitativas que van reflejando el impacto del juego patológico en nuestro país.

Desde la Unidad se ha trabajado un glosario único, que va permitiendo tener referencias de términos técnicos y otro de los aportes significativos es nuestra posición con respecto a las propuestas de ley de ludopatía  que se aprobó en el senado y que después no tuvo tratamiento en la cámara de diputados pero en la cual pudimos especificar que sus contenidos ya estaban inadecuados para los tiempos que corren, más un conjunto de observaciones que se hicieron sobre esa ley que finalmente no se promulgó y que habría sido una ley de adhesión nacional.

Por: Lic. Malvina Augusto /Prensa -IPJYC