Roque Juan: “UNA AGENCIA DE JUEGO ES CASI UN CONFESIONARIO”

Así define a su negocio Roque Juan, dueño de la agencia de quiniela San Martín. Una agencia que en el Instituto identificamos con el número 46, pero que sin embargo en el corazón del departamento de Luján de Cuyo, es un lugar donde se comparten historias de vida mientras se decide qué números traerán la suerte de quien apuesta.

Roque nos contó acerca de cómo ve el negocio, las oportunidades y amenazas del mismo. También algunas características de los apostadores; planteó propuestas de mejoras para trabajar en conjunto con el IPJyC, marcó la relación costo beneficio con las subgencias y además resaltó que entre los juegos más elegidos por la gente la Quiniela corre con ventaja.

Hoy compartimos la historia de una charla con una de las agencias más antiguas. Un negocio familiar que está anclado hace más de 34 años en el corazón de Luján de Cuyo.

¿Cómo fue el comienzo de la Agencia?

R.J- Comenzó con mi papá antes de existiera la Quiniela,  calcula que la Quiniela empezó por el año 73.

Antes ya existía la Lotería, en ese entonces había muchos agentes de lotería cuando se inicio la Quiniela. Ahí mi papá empezó a trabajar la Quiniela. Yo me hice cargo de la agencia en el año 87 empecé a intervenir con él y ya después me quede. Mi papá era grande así es que yo me hice cargo.

¿Cómo es la vida de un agenciero en el día a día?

R.J- Mira, la vida en los departamentos tiene un sabor especial, porque vos tenés vínculos que se mantienen con mucha facilidad durante el tiempo, entonces es como que siempre tenés el café a mano, el amigo con el que te sentas a tomar un café, entonces es agradable.

Nosotros tenemos en Luján tenemos 3 agencias en 100 metros que tienen mucha antigüedad todas, nos conocemos hace mucho. Te diría que es una actividad privilegiada si la sabes llevar. Es una actividad muy linda y, en este departamento se vive muy bien.

¿Es un negocio con muchos vaivenes?

R.J- No, no es un negocio vaivén. En la época en que la Lotería era de una magnitud interesante, tenía una relevancia significativa en las ventas, vos te encontrabas que en las temporadas de fin de año, la venta era muy significativa  y después durante el año era estable, pero no tenía ningún pico más.

Ahora la Lotería es un juego que tiende a desaparecer. Hay un abanico muy amplio y la existencia de los juegos poceados ha generado mucha más expectativa que los juegos como la Lotería que son juegos bancados, entonces la magnitud de los pozos fue captando al apostador y desde que no existe esa Lotería es como que el juego se estabilizo, no tenemos meses en que vos digas; salvo lo que perdí el mes anterior, es muy parejo. No tiene grande caídas tampoco, tenés algunas mesetas producto de la situación económica, pero no es una actividad que te vayas muy abajo.

Es un mito o una realidad, que cuándo hay más crisis la gente juega más.

R.J- Mira, esta es una opinión absolutamente personal. Yo te distinguiría dos tipos de crisis. Cuando la crisis es inflacionaria, yo creo que se juega más porque la gente pierde un poco el valor del dinero, es decir, siente que no le sirve para nada, entonces se gasta con más facilidad.

Ahora cuando las crisis son puramente económicas pero no tienen un componente inflacionario, no creo que se vuelque al juego. Yo recuerdo en la época del uno a uno por ejemplo donde la moneda valía mucho, el juego no se beneficiaba porque vos tenias, a lo mejor una boleta mínima que te salía dos pesos y a lo mejor tenias un kilo de costillas que a la gente le salía 1.99 a modo de ejemplo entonces había ese desfasaje en la realidad que sentía una persona cuando iba a apostar.

Hoy vos calcula que una boleta la jugas con 30 pesos, estás jugando una esperanza y hoy con 30 pesos no compras ni un alfajor. Entonces creo que esas cosas inciden pero no tengo un parámetro para decirte exactamente.

Es una percepción que en mi agencia yo la he sentido, pero no sé si traslada, porque no todos los departamentos se mueven igual. Hay departamentos con  mucha actividad rural  que funcionan de una manera, otros que tienen muchas más urbanidad y funcionan de otro manera.

¿Cuál es el juego que mas solicita la gente hoy?

R.J- Yo te diría que la Quiniela es el juego por excelencia y por mucho, yo cálculo que más del 70 por ciento de nuestro juego es la Quiniela. Pero sin dudas es un juego muy arraigado en la gente madura hacia arriba, la gente joven no engancha tanto en la Quiniela y se vuelca mucho a los grandes juegos poceados y de estos probablemente el Quini 6 puede ser el más importante, es un juego muy atractivo para el apostador.

¿Cuáles son las características de los apostadores?

R.J- Una agencia de juego es casi un confesionario, atender al público ya de por sí es un apostolado ¿no?

En esta actividad tenés que escuchar y escuchar mucho porque el cliente tiene una cotidianeidad, se genera un vinculo de confianza entonces te cuenta sus desgracias, problemas, te cuenta que para jugar a la quiniela, soñó con el marido que se le murió, es decir, todo juego tiene un porqué.

Tenés apostadores que juegan muy bien y tenés un grueso de apuestas de clientes de recursos modestos que encuentra en el juego un entretenimiento al que puede llegar; en ese abanico nosotros tenemos más apostadoras mujeres que hombres.

Las mujeres como clientas rinden mucho menos porque es un apostadora que cuida mucho mas el dinero, que juega más números con poco plata, y el hombre es un jugador mas impulsivo que quiere más dinero, entonces juega rapidito y más fuerte; juega a ganar. Son personalidades que vos vas viendo en el grupo de apostadores.

Es muy interesante ver el comportamiento de la gente.

¿La gente juega por ambición o por necesidad?

  1. J- No. Yo creo que en el juego hay una tendencia de demonizarlo, pero el juego existe en el ser humano, al ser humano le gusta el juego por naturaleza. La gente jugaba antes de que existiera la Quiniela y en el campo jugaban a la taba o tiraban la herradura, entonces el juego existe, es parte de la naturaleza.

El juego es un poco de liberación de adrenalina, el que apuesta tiene un poco de esa adrenalina que no quiere perder, pero  a su vez compra esperanza, no lo veo como ambición, no me parece. Creo que es una esperanza.

Y en el caso de los juegos poceados sí te das cuenta que la gente sueña, porque le significaría un cambio absoluto en la vida.

Tu agencia tiene varias subagencias. Contame cómo se trabaja y qué significa tener una subagencia.

R.J- Siempre en este tema ha estado la discusión de agencieros que no les gustaba tener subagencias y otros que sí. Yo siempre he tenido subagencias y siempre he considerado que la forma de marcar territorialidad era únicamente con sudagencias. El subagente te permite llegar a lugares a donde no llegas de otra manera, porque el mercado no es un mercado de una magnitud que facilite poner puntos de venta, tenés limitaciones administrativas, porque una agencia no puede tener dos o tres puntos de venta a su propio nombre. Pero aparte hoy tener un punto de venta que tenga que mantener el trabajo de un empleado como  mínimo, no tienen una magnitud de ingresos como mantenerlo.

La subagencia te abre un abanico distinto porque estas frente a una persona independiente que tiene su actividad comercial, generalmente tienen otros rubros y la actividad para ellos significa un ingreso adicional, entonces vos te encuentras con que él trabaja con un negocio propio que le deja en algunos casos un buen ingreso y vos como agenciero tenés una cuota a parte de ese ingreso. Entonces es mucho más redituable manejar un negocio donde tenés un punto de venta que se maneja en forma independiente, donde vos le suministrar lo necesario para que funcione y que trabaje lo mejor posible, le quitas alguna responsabilidad en el manejo del dinero y el ingreso si bien no es voluminoso, en el conjunto de agencias te significa un ingreso interesante.

El cliente en general es cómodo, va al que tiene más cerca, entonces llegar con los puntos de venta en las subagencias para mí es fundamental.

Las subagencias ¿son una alternativa al juego clandestino?

R.J- Totalmente, mientras vos llegues más cerca del apostador vas reduciendo la posibilidad del juego clandestino. Sin dudas el juego clandestino se basaba en que el levantador de apuestas te llegaba encima a levantarte la apuesta, era una comodidad importante. El juego mientras más diversifica, mientras más se expande obviamente que va reduciendo el juego clandestino entre otros factores también, el avance de la tecnología afecta al juego clandestino porque te acerca mucho el cierre del juego al horario del sorteo, se van achicando los márgenes.

¿Qué es lo positivo q ves el IPJyC respecto a los agencieros?

R.J- Yo veo que se ha renovado el IPJyC, cuando te renuevas con gente más joven que tiene la idea de la tecnología incorporada en su idiosincrasia, todo mejora. En el juego ha sido difícil ir tecnificando, porque los agencieros han sido grandes.

Dentro del Instituto siempre ha costado un poco la renovación, pero me da la sensación que hay intenciones de entrar un poco más a fondo en la corriente tecnológica que nos va invadiendo y que no hay más remedio.

Hay que ver si se puede llevar más a la práctica, hay muchas cosas que todavía están mal, en relación a otras provincias donde hay menos prejuicios. Cuando tenés menos prejuicios avanzas más fácil, nosotros como bueno mendocinos, funcionamos un poco más lento, vamos pisando sobre lo seguro y eso hace que se nos escapen algunas cosas, de hecho siempre las provincias iban sistematizando y nosotros íbamos atrás porque costaba decidir e igual te equivocas. Cuando tomas decisiones te salen algunas bien y otras mal y es parte de la toma de decisiones..

Cúal sería una propuesta para mejorar los procedimientos del IPJyC

R.J- Yo estoy absolutamente convenció que en temas tecnológicos tenés que tener siempre lo último, tenés que ser pionero en tecnología y acceder a todas las comodidades que te dé. Es cierto que pueden aportar algún riesgo, hay muchos agencieros que tienen muchas reservas con el juego en la web y todo lo que tiene que ver con internet, la verdad es que yo no sé cómo resultara pero si sé que si no lo hacemos alguien lo hará por nosotros.

¿El juego on line es una amenaza para las agencias?

R.J- Mira yo creo que va existir entonces mi sensación es que para que no sea una amenaza tiene que pasar por nosotros, es decir que nosotros tengamos las herramientas para que tengan que hacerlo a través nuestro, y nosotros podamos tener la previsión de habernos armado y tener las herramientas para instaurarlo.

Y creo que también hay que ir probando, como por ejemplo con las maquinas autosustentables que le permiten al apostador se atenderse solo, eso te facilita un montón de cosas.

Vos calcula que hoy tenés una agencia que tenga 2 o 3 personas atendiendo no van a poner una persona mas y las agencias grandes a veces preferimos atentar contra nuestro negocio porque decimos; mirá el margen de gente que se queda sin atender en un momento determinado no justifica que vos tengas que poner un empleado mas porque el costo laboral exige que tengas que aumentar mucho el volumen de venta para compensar a ese empleado, entonces creo que las maquinas abrirían un abanico.

Hay que sentarse y ver qué cosas hacer, si estoy convenció de que el Instituto necesita una política comercial más amplia. Una política comercial más audaz.

Por: Lic. Malvina Augusto