Nueva Guía Técnica de la Provincia de Mendoza para el Manejo de la Enfermedad por Nuevo Coronavirus (COVID-19)

Se presentó la actualización de la “Guía Técnica de la Provincia de Mendoza para el Manejo de la Enfermedad por Nuevo Coronavirus (COVID-19)”, con la que se busca optimizar la red de diagnósticos y la respuesta del sistema de salud.

 

El Gobierno de Mendoza dio a conocer los detalles de la Nueva Guía Técnica para el Manejo de la Enfermedad por Nuevo Coronavirus (COVID-19). Con la implementación de esta nueva guía técnica, aquellas personas que sean contactos estrechos convivientes y que tengan dos o más síntomas relacionados con COVID-19 van a ser consideradas como caso positivo por nexo clínico epidemiológico. El objetivo es optimizar la red de diagnósticos, a través de los laboratorios de salud pública.

“Las estrategias que hemos establecido tienen que ver con optimizar la respuesta del sistema de salud, utilizar racionalmente los recursos y evitar los contagios en los hospitales y así proteger al personal sanitario. Los pacientes leves o asintomáticos pueden ser controlados en sus hogares por los equipos de salud”, explicó la ministra de Salud, Desarrollo Social y Deporte, Nadal.

Acerca de la nueva guía

La guía fue elaborada por el Comité Operativo de Emergencia, el Comité de Vigilancia Epidemiológica y las autoridades del Ministerio de Salud y aborda los criterios necesarios con los que debe contar el sistema de salud para poder abordar las diferentes necesidades de atención de los pacientes.

La guía introduce estrategias de aislamiento para poder optimizar y dar una mejor respuesta por parte del sistema de salud. Para ello se han establecido tres tipos de aislamiento: internación hospitalaria, aislamiento extrahospitalario y aislamiento domiciliario.

La internación hospitalaria será necesaria cuando el paciente, por criterios clínicos y médicos, requiera internación, sea mayor de 60 años, presente comorbilidades o curse neumonías leves, moderadas o severas. En tanto que los pacientes leves o asintomáticos menores de 59 años y que no cuenten con la infraestructura adecuada para poder cumplir con el aislamiento en su domicilio son los que podrán acceder al aislamiento extrahospitalario en un hotel.

Los menores de 59 años que presenten sintomatología leve o asintomática y cumplan con una serie de requisitos sociales y de infraestructura, podrán aislarse en su domicilio.

Criterios para la internación domiciliaria

En el caso de que la decisión sea dejar a la persona aislada de forma extrahospitalaria, debe ser menor de 60 años, cursar la enfermedad de manera leve o asintomática, tener sistemas de alarmas previstos para que, frente a una complicación, puedan tener medios de movilidad y comunicación para poder concurrir a una consulta. En lo posible, contar con un baño individual y evitar que el resto de los convivientes sean personas de riesgo.

Si cumplen con todos estos criterios clínicos y médicos pero no pueden garantizar el aislamiento o la seguridad de los convivientes, se traslada al paciente a aislamiento extrahospitalario en hoteles o lugares adecuados para este fin.

En todos los casos, cuando se decida el aislamiento domiciliario, se hará un seguimiento óptimo al tercer día, al séptimo y al último día del aislamiento o por lo menos dos veces antes de dar el alta y será por vía telefónica, teleconsulta o por visitas domiciliarias de las brigadas en el territorio.